¡No seas tan duro contigo!

¡No seas tan duro contigo!

Cuando estamos ante presiones muy altas, es difícil que tengamos tiempo de alcanzar nuestras propias metas. Generalmente esto nos produce ansiedad, depresión, baja autoestima, es en esos momentos, donde debemos ser capaces de replantearnos y disminuir los niveles de autoexigencia. No logramos nada con tratar de abarcar más de lo que en verdad somos capaces.

Hay una palabra que debemos internalizar y esa es la “autocompasión”, esto nos permitirá ser más felices y optimistas. Dejamos de juzgarnos tan críticamente y aprendemos a llevarnos bien con nosotros mismos.

La doctora Kristin Neff es una de las especialistas que defiende la autocompasión y afirma que esto tiene incluso beneficios en la salud de las personas. Sigue los siguientes consejos para dejar ser tu peor juez.

Critícate como lo haces con los demás: Cuando alguien se equivoca, solemos ser suaves para decir las cosas. No seas más exigente de lo que serías con otras personas, porque todos fracasamos en algún minuto de nuestra vida.

Haz un listado de tus virtudes y defectos: Debemos ser racionales respecto a cómo somos nosotros mismos, así internalizaremos que tenemos puntos fuertes y débiles como todos los demás.

Encuentra algo en lo que te destaques: Es importante retomar aquellas actividades en las que nos desempeñamos mejor que el promedio, de esta forma nuestra autoestima subirá.

Date un tiempo: Debemos reconocer cuando no podemos dar más y darnos un respiro para ser amables con nosotros mismos.

Sociabiliza: Normalmente quienes buscan perfeccionarse, se aíslan del resto de las personas. Compartir nos permite reconocer los fracasos y los éxitos.

Replantea tus metas: Para lograr grandes cosas, debemos plantearnos objetivos a corto plazo. Cumplir pequeñas metas nos hace el camino más corto y feliz.

No pienses que otros son más felices que tú: Cuando nuestro nivel de autocompasión es bajo, sentimos que el resto vive una realidad mucho mejor a la nuestro. No distorsiones la realidad, todos tenemos problemas y no es justo compararse con los demás.

Si necesitas ayuda para aumentar tus niveles de autocompasión, escríbeme a info@felipeorrego.cl

Fuente: www.elconfidencial.com

Comparte esta publicación