¡Libérate del apego!

¡Libérate del apego!

shutterstock_180998762La rutina muchas veces puede producirnos tranquilidad y comodidad. Vivimos en un modo automático donde sabemos perfectamente qué es lo que haremos y cuáles serán los resultados de nuestro actuar, pero ¿Qué pasa cuando ya no nos conformamos con esta práctica?

Salir de nuestra zona de confort y encaminar nuestra vida por los sueños que hemos añorado, puede ser una tarea nada fácil, pero si muchos lo hacen es porque es posible. Dejar atrás la comodidad puede generarnos miedo e incertidumbre, pero cuando asumimos que el bienestar es nuestra responsabilidad, esos temores quedan atrás.

Si estás decidido a arriesgarte, no puedes esperar a que las situaciones ocurran por sí solas. Tomas las riendas de tu vida y sigue estos consejos que podrán ayudarte a empezar este proceso:

Parte de a poco

Si estás decidido a cambiar tu forma en enfrenta la vida, no te exijas demasiado. Entender que la felicidad depende de nosotros, es un proceso que debes vivir día a día. Mientras pasas por este camino, ve el lado positivo de las cosas que tienes hasta el momento. Por ejemplo, quizás tu trabajo no sea el que más te guste, pero vierte esta situación rescatando lo bueno que tiene tu labor.

Decide qué es lo que quieres

Tendemos a direccionar nuestra existencia a partir de las opiniones de otros. Ordénate, piensa y analiza qué es lo que quieres de tu vida, qué es lo que necesitas y cómo puedes conseguirlo. Sé tu propio referente para ver las cosas que deseas mantener en tu vida y aquellas que no.

Fluye

Aunque intentemos realizar todo de la mejor forma posible, muchas veces los resultados no son los que esperamos. Suelta y deja fluir tu vida de acuerdo a lo que vaya sucediendo. La incertidumbre hará que te sientas vida, que aproveches cada oportunidad que aparece y los resultados, te generarán aún mayor bienestar.

 Desapégate a lo material

Deja ir todo aquello que te sobra, que no necesitas y que te estorba. Deshacernos de lo material nos da espacio para experiencia y cosas nuevas, liberando nuestra mente. Por el contrario, muchos objetos podrían hacer que el camino al bienestar sea sólo más lento y difícil.

Define

Vive el día a día teniendo en cuenta qué es lo que quieres lograr con tu existencia. Focalízate en lo que verdaderamente quieres o sólo llenarás tu mente de obstáculos para tu bienestar. Sólo de esta forma, podrías evitar llegar a mayor y decir ¿Qué hubiese pasado si hubiese hecho lo que quería?

Si necesitas de ayuda para focalizar tu vida, escríbeme a contacto@felipeorrego.cl

Texto adaptado de www.mujerhoy.com

 

Comparte esta publicación