Errores comunes que llevan al término de una relación

Errores comunes que llevan al término de una relación

shutterstock_161737835Cuando hablamos de relaciones, no podemos ser tan tácitos con lo que planteamos. Al igual que cada familia, una pareja es un mundo aparte donde dos personas se comunican y expresan de una forma determinada.

Aún así, la mayoría comentemos errores comunes como no reconocer nuestros errores, discutir por cosas sin importancia o no ponernos en el lugar del otro. La buena noticia es que todos estos problemas que nacen de nosotros y son corregibles. Al igual que muchas otras cosas en la vida, estar en pareja es un constante ensayo y error de donde debemos rescatar un aprendizaje.

Si estás dispuesto a llevar un matrimonio o un pololeo tranquilo, maduro y feliz, aléjate de estos hábitos que te pueden llevar al término de la relación.

Minimizar lo que el otro siente

Partiendo de la base que no somos todos iguales, es un error menospreciar lo que el otro siente, por muy mínimo que nos parezca. Lo que para algunos es nada, para otros es un asunto muy importante.

Aunque no estés de acuerdo con lo que te está diciendo tu pareja, intenta entenderlo, ponerte en el lugar del otro y sólo de esta forma podrás comprender qué es lo que está sintiendo y por qué.

Negar nuestros errores

Asumir que nos equivocamos es difícil, más aún cuando las parejas están dispuestas a todo por defender su postura. Al disculparnos enviamos un mensaje claro y este es que el otro nos importa tanto, que somos capaces de reconocer que hicimos algo mal.

Pedir perdón no nos hace inferiores y debemos aprender esto, de lo contrario sólo desgastaremos nuestra relación llevándola a un punto de no retorno.

Ser sarcástico

Muchas veces el sarcasmo puede ser entretenido, pero cuando estás discutiendo con tu pareja, deja de serlo. La ironía es sólo un mecanismo de defensa que utilizamos en situaciones incómodas para no demostrar lo vulnerables que nos sentimos.

Tapar nuestras debilidades con sarcasmo trasmite desprecio al otro. Asume que no todos somos buenos para todo y quién mejor que tu pareja para abrirte al respecto.

Aplazar las discusiones

Intentar conversar un problema cuando ambas personas están irritadas y nerviosas, sólo provocará que se produzca una discusión desagradable. Aún así, no podemos dejar de plantear los conflictos por este motivo.

Si quieres hablar sobre algo que te molesta o consideras que no está bien, escoge un momento adecuado para hacerlo, pero no dejes de hacerlo. Si no conversas de aquello que te incomoda, nunca entrarás una solución para aquello.

No hagas gestos de enojo

Querámoslo o no, nuestro cuerpo emite señales que no siempre queremos hacer latentes. Toma conciencia que nuestro organismo  expresa lo que estamos sintiendo y ponerle “mala cara” a tu pareja cuando discuten, sólo podría agravar el problema. Sé cuidadoso con las señales que estás transmitiendo, ya que pueden ser incluso más dañinas que las palabras.

Si necesitas ayuda para mejorar tu relación de pareja, escríbeme a contacto@felipeorrego.cl

Texto adaptado de www.rinconpsicologia.cl

 

Comparte esta publicación