Conductas propias de la gente feliz

Conductas propias de la gente feliz

shutterstock_138420443¿Alguna vez has pensando cómo otros se ven tan felices y tú no puedes lograr lo mismo? Probablemente pienses que con el ajetreo diario ser feliz es una utopía que sólo algunos pocos pueden lograr, pero estás muy equivocado.

Como lo he explicado en artículos anteriores, el bienestar depende absolutamente de nosotros mismos y por ello, tenemos que hacernos responsables de esta situación. La actitud con la que miramos la vida y la forma en vencemos los obstáculos diarios, hacen una gran diferencia en cómo nos sentimos a diario.

Las personas felices hacen esfuerzos que con el tiempo se vuelven un hábito fácil de seguir. El bienestar no llega gratuitamente, debes trabajar a diario para conseguirlo, por lo que te aconsejo que sigas las siguientes actitudes que son propias de la gente feliz.

No permiten que otras personas determinen su felicidad

Cuando tomamos la decisión de querer ser feliz, tenemos que entender que depende absolutamente de nosotros. No podemos transferir la responsabilidad de nuestro bienestar a otras personas, ya sea nuestra pareja o familia. Aunque no siempre las circunstancias sean perfectas, las personas felices toman el control de la situación y ven el lado positivo de las cosas.

No les preocupa lo que digan de ellos

Las personas felices no están pendientes de las opiniones externas ni de lo que otros hagan. Hacen lo que ellos consideran que está correcto, sin importar lo que puedan decir de ellos. Se escuchan a sí mismos confiando en las decisiones que ellos toman.

Aprenden a perdonar

Parte de la felicidad es dejar a atrás los rencores y perdonar a aquellos que en algún minuto nos hicieron daño. Para avanzar y desarrollar nuestro bienestar, es importante reconciliarnos con el pasado y mirar el futuro con un prisma positivo.

No buscan venganza

Este punto está muy relacionado con el anterior. Las personas felices dejan en el pasado a aquellos que los hirieron, pero no buscan vengarse porque eso sólo les produce un gasto de energía innecesario. Si realmente tienes problemas con alguien es mejor desvincularte de él o ella que guardar malos recuerdos.

Si necesitas de ayuda para potenciar aquellas acciones que te hacen más feliz, escríbeme a contacto@felipeorrego.cl

Texto adaptado de www.mujerhoy.com

 

Comparte esta publicación