Amistades Positivas

Amistades Positivas

Una de las cosas que más ayuda en nuestro camino al bienestar y a la felicidad son las buenas relaciones. En general nos preocupamos mucho de nuestra relación de pareja y de la relación con nuestra familia, pero ¿qué pasa con los amigos?

Todos nosotros tenemos amigos, unos más cerca, otros más descuidados, unos que vemos más seguidos, unos que vemos con la familia, otros que nos han acompañado en momentos complejos o a los que nos ha tocado acompañar. También tenemos otro que probablemente sin verlos mucho los consideramos grandes amigos y que cuando los vemos parece que los hubiéramos visto ayer.

Los amigos no son algo que viene del azar o de que tuve la suerte de que me tocaron buenos amigos o que tuve la suerte de conocer gente buena.

Todos nosotros hemos conocido gente buena, todos nosotros tenemos la oportunidad a diario de conocer gente que nos aporte, que nos entienda. La diferencia es lo que entregamos nosotros para cultivar esa relación.

Toda relación para que sea nutritiva e incondicional tenemos que cultivarla. Debemos desarrollarla, la base de la amistad es la confianza, el compromiso, es la comunicación, la incondicionalidad. Entonces si yo cultivo la amistad con mi pareja, debo hacer lo mismo con mis amigos, debo dedicarles tiempo.

Los amigos son la familia que uno elije, es la gente que uno escoge para que nos acompañe en cada etapa de la vida. Es un rol terriblemente importante, distinto a la familia. Es un rol igualitario, de igual a igual, un rol objetivo, los amigos son capaces de decirnos las cosas como son.

Si uno hace un asado llegan un montón de amigos, si tengo un problema ¿cuántos llegan? mucho de eso va a depender de como los hemos cuidado, que amigos hemos elegido.

Cultivemos las amistades positivas, démosle tiempo a la amistad. ¿cuánto tiempo le dimos este mes a nuestros amigos? ¿cuántos amigos a los que queremos los hemos visto este mes? ¿conocen a nuestros hijos? ¿han estado en nuestra casa?

También es muy importante desarrollar amistades en el trabajo, tenemos que generar vínculos. La confianza como base de todo desempeño laboral es fundamental. Los compañeros de trabajo no tienen porque ser solo eso, ojalá en el trabajo tengamos gente en la que podamos confiar, que nos puedan decir lo que hacemos bien y lo que hacemos mal.

El trabajo también puede ser sinónimo de tener grandes amigos, la amistad se cuida, se riega , se cultiva. El bienestar pasa en gran parte por la relación que tenemos con nuestros amigos. Por ejemplo tener amigos en el trabajo, nos hace estar más felices y ser más productivos.

El desafío para este verano es recuperar y relanzar las amistades. Llamémoslos, veámoslos no dejemos que pase demasiado tiempo.

 

 

Comparte esta publicación